¿Me tiene que devolver dinero el banco por la anulación de la cláusula suelo?

La cláusula suelo está considerada como una de las cláusulas hipotecarias más abusivas. A estas alturas ya hay muchas sentencias que avalan la nulidad de la cláusula suelo.

Pero, a partir de ahí, viene la siguiente pregunta: ¿Tiene la anulación de la cláusula suelo efecto retroactivo? Es decir, ¿me tiene que devolver el banco el dinero que me ha estado cobrando de más?

La doctrina dictada hasta la fecha y la jurisprudencia actual no dan lugar, de momento, a que esta retroactividad se pueda aplicar de forma generalizada. Pero es una posibilidad, que en cualquier caso conviene plantearse y para la que la puerta al menos ya está abierta.

Recientemente, se hacía pública la primera sentencia que en España reconoce la retroactividad de la cláusula suelo desde el mismo momento de la firma del préstamo hipotecario.

Jurisprudencia y la postura del Tribunal Supremo

Se trata de una sentencia de la Audiencia de Cantabria que representa, sin duda, un paso muy importante, ya que va más allá de la propia doctrina del Supremo a la hora de reconocer los derechos de los hipotecados a ser resarcidos por lo que durante años se les ha estado cobrando de forma indebida. En este caso, la sentencia no solo obliga al banco a aplicar la retroactividad derivada de la nulidad de la cláusula suelo, sino que sitúa esta obligación desde la misma inclusión de dicha cláusula en el contrato hipotecario. En este caso, en el año 2006.

El contenido de esta sentencia es especialmente interesante para todos aquellos afectados por las cláusulas suelos en sus hipotecas porque llega después de la última resolución del Supremo a este respecto. En este sentido, la postura del Supremo avala la nulidad de la cláusula suelo pero pasa muy por encima sobre el tema de su carácter retroactivo y, en cualquier caso, fija su posible aplicación derivada de la previa anulación de la cláusula a partir de mayo de 2013.

¿Por qué a partir de esta fecha? Porque fue el 9 de mayo de 2013 cuando el Tribunal Supremo emitió una sentencia que confirmaba la anulación de las cláusulas suelo en aquellos casos en los que hubiera falta de transparencia por parte de la entidad bancaria con la aplicación de esta cláusula. En esta sentencia, el alto tribunal dictaminaba que los bancos debían advertir de forma expresa y con total y absoluta transparencia a los clientes que firmaran una hipoteca con cláusula suelo de que no podrán beneficiarse de las bajadas del Euríbor.

Las cláusulas suelo, en el punto de mira

De esta manera, el Supremo entiende que los bancos que han continuado cobrando la cláusula suelo a sus clientes desde mayo de 2013 ya lo han hecho de forma indebida oficialmente y que, por tanto, a partir de esa fecha y de esa obligación expresa de transparencia, procede la anulación de la cláusula y, en su caso, la devolución de las cantidades cobradas de más. Y esta postura es la que vuelve a confirmar en su última resolución del 25 de febrero de 2015.

Con todo, y pese a las limitaciones temporales de la doctrina del Supremo para poder beneficiarse de la retroactividad de las cláusulas suelo, la sentencia de la Audiencia de Cantabria constituye una jurisprudencia esperanzadora por cuanto a que reconoce esta obligación del banco desde el mismo momento de la firma del préstamo.

A falta de ver el recorrido de esta sentencia y de si más instancias judiciales reconocen esta garantía, al menos se abre una puerta más para que los afectados por las cláusulas suelo puedan reclamar sus derechos y conseguir unas condiciones más justas con sus hipotecas.