Estudio del Infonavit sobre el mercado hipotecario en México

El crédito hipotecario en México está en ascenso y ya representa el noventa y ocho por ciento del Producto Interior Bruto, con lo que el país se sitúa en el cuarto sitio en América Latina en este rubro, según estimaciones del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT). Destacó que la estabilidad macroeconómica deja a México progresar en las condiciones de financiamiento solo por abajo de Chile (dieciocho y sesenta y cinco por ciento), Panamá (dieciocho y catorce) y C. Rica (quince).

Previsiones del crédito hipotecario

En el encuentro financiero “América Latina, destino de inversión inmobiliaria para 2015” celebrada este año se comentó que el financiamiento va a ser más activo en el segundo semestre del año. Debido a las mejores condiciones de la economía, México proseguirá ascendiendo como entre los países que más créditos da a su población en materia hipotecaria. Instituciones públicas como Infonavit ayudan a que el número de créditos para vivienda siga la tendencia alcista.

En ese sentido, podemos decir que la tarea de los asesores hipotecarios es muy relevante en este campo, puesto que hacen un proceso que va desde acompañar al usuario con las inmobiliarias, trámites y la operación de adquiere, hasta la escrituración. Los asesores hipotecarios producen alrededor del treinta y cinco por ciento de la colocación de créditos hipotecarios del ámbito de banca múltiple en México.

El catorce por ciento de las hipotecas que hace la banca se dan en la zona Occidente, incluyendo los estados de Nayarit, Colima y Michoacán y, de ese catorce por ciento, el setenta y cinco por ciento es en la zona metropolitana de la ciudad de Guadalajara que es en donde más hipotecas se producen, según estudios realizados por diversas entidades bancarias.

Situación del mercado hipotecario según Infonavit

De acuerdo a informes realizados por varias entidades como el Infonavit, la situación actual hipotecaria nos lleva a una gran necesidad de volver a masificar las zonas urbanas que ya tienen ciertos años. Vemos poco a poco más la construcción de la residencia vertical, el desarrollo de las urbes medias, ya antes era bien difícil hallar centros comerciales en las urbes medias, escuelas y en resumen lo que vemos es el desarrollo de las urbes medias como un enorme motor de la economía.En ese aspecto el instituto nacional de la vivienda para los trabajadores está construyendo viviendas y ofreciendo financiación para facilitar el acceso a la vivienda propia a una parte de la población que tendría pocas posibilidades a través de las hipotecas bancarias.

En los últimos quince años se produjo un desarrollo esencial en la penetración de créditos hipotecarios. De ahí que el objetivo es de acrecentar la participación en el mercado de créditos hipotecarios en por lo menos veinte por ciento. Esta propuesta se dirige a compradores de residencia nueva o bien utilizada con valores desde quinientos mil pesos en plazos de diez, quince y veinte años y pagos fijos a lo largo de la vida del crédito.

La media de edad en México es de veintiséis años y el ochenta por ciento de los mexicanos tienen una residencia propia a través de créditos o adquisición en efectivo. Esas cifras están muy por encima de otros países de la zona, por lo que se podría decir que las políticas e instituciones públicas y privadas están haciendo un buen trabajo en materia de vivienda, y quizás puedan ser un buen ejemplo para otros países menos activos en ese sentido.