Eliminar el IRPH de tu hipoteca es posible

Antes de abordar las posibilidades que existen a la hora de eliminar este índice, así como la devolución de las cantidades entregadas de más en los últimos años, es necesario conocer aunque sea unas nociones básicas acerca del funcionamiento del mismo así como las tipologías existentes.

En primer lugar, las siglas IRPH corresponden a la denominación Índices de Referencias de Préstamos Hipotecarios, siendo un índice que los bancos introdujeron a la hora de formalizar hipotecas, ya que para ellos, era más ventajoso sin que se informara de ello al usuario, como posteriormente veremos, siendo un índice alternativo al EURIBOR o como podría ser el MIBOR o CECA.

Como todos sabemos, a la hora de actualizar el tipo de interés variable de los préstamos hipotecarios para calcular la cuota a pagar mensualmente, las entidades financieras disponen de diferentes índices, teniendo que estar reflejado, en la Escritura, el que corresponda a cada usuario. Para ello, el organismo público encargado de publicar los valores oficiales para calcular el tipo de interés es el Banco de España, siendo la forma de calcularlo un poco compleja pero, a grandes rasgos, podríamos decir que se obtiene básicamente haciendo una media aritmética de las diferentes ofertas del mercado hipotecario estando casi siempre este valor por encima del Euribor.

Los tipos de IRPH que existen son los siguientes:

  1. – IRPH de cajas, tomándose la referencia media del interés en préstamos a 3 años concedidos por cajas de ahorros
  2. – IRPH de bancos, igualmente que el anterior pero esta vez concedidos por bancos
  3. – IRPH de entidades, siendo el que se está aplicando actualmente, se toma como media los préstamos de cajas y bancos.

En 2013 desaparecieron los dos primeros, no obstante, los bancos con su pillería común, siguen aplicándolo ya que lo justifican en que la ley les permite hacerlo hasta la próxima revisión, aprovechándose, una vez más, de tipos más ventajosos, cobrando al cliente un porcentaje más alto que el que debieran cobrarle.

La tendencia de los tribunales en la actualidad es declarar la nulidad del mismo por, entre otras razones, encontrarnos ante un índice que elaboran las propias entidades y es fácilmente manipulable por ellas. Si bien es cierto que es el Banco de España quien publica los valores aritméticos para calcular el tipo de interés variable, los resultados se obtienen de los datos facilitados por las entidades financieras, es decir, en el caso que nos ocupa, la razón de ser estriba en que si conceden más hipotecas, sube el índice y si conceden menos, baja, pero las cifras y los datos definitivos lo emiten las propias entidades, siendo casualmente siempre este tipo superior al Euribor, por lo que contraviene lo dispuesto en el art. 1256 CC que recoge que “la validez y el cumplimiento de los contratos no puede dejarse al arbitrio de uno de los contratantes”.

Así las cosas, otro de los motivos por los cuales es nulo al igual que ocurre con las clausula suelo es que los bancos lo imponían de forma unilateral en los préstamos, sin que tuviera el usuario capacidad de negociación, vulnerando una vez más los principios de transparencia que nuestro+ ordenamiento jurídico exige en este tipo de contratación.

Os animamos a que, si queréis eliminar el irph de vuestra hipoteca, lo hagáis sin pensarlo acudiendo directamente a los tribunales, solicitando la devolución de las cantidades así como la sustitución de este índice por el Euribor.