Cómo mejorar tus visitas con un buen marketing inmobiliario

Aunque el Open House no este de moda por esta zona del mundo, se pueden aplicarlas sus ventajas para nuestras ventas.

Recordemos que aquella modalidad de visitas inmobiliarias se basa en que los clientes potenciales visitan a la vez una propiedad y así minimizar la duración de la venta, avivar el interés entre los compradores y darles la impresión de que no son los únicos interesados y por lo tanto reducir la demora en la toma de decisión. Es una técnica muy poco usada en España, aunque algunos agentes inmobiliarios sí la usan. Aunque no sea la práctica mayoritaria de esta zona del mundo, sí se puede aprender de ella para mejorar nuestra forma de presentar una propiedad inmobiliaria y facilitar la venta. Por cierto, si buscas una casa exclusiva en la Costa Blanca, esta es la web : ModernHouseSpain

1-Prever y mejorar la visita con antelación

Es primordial preparar bien una visita, en el fondo nunca se sabe lo que se puede descubrir en la propiedad en el momento de la visita. Es importante comprobar con antelación que todo está en orden, abrir las persianas para que el lugar sea luminoso, las ventanas para ventilar si hace falta, etc… Para no olvidar, lo bueno es hacerse una lista con detalles que comprobar y cosas que llevar (por ejemplo papel higiénico si la casa está totalmente vacía), etc…

2-Asegurarse de un ambiente óptimo

Aunque en EEUU sería de lo más normal ofrecer unas bebidas y galletas, en España se podría considerar de mal gusto y como un intento de « comprar » a los clientes. Sin embargo se puede tener en cuenta algunas atenciones que harán que la visita sea más agradable :
-Cuidado con los carritos : prever un sitio donde dejarlos sin que obstruyan el paso y de una impresión de lugar poco práctico.
-Tener donde colgar los abrigos prácticamente si hace falta.
-Circulación : es muy común que el o los compradores acaben viniendo de entre 1 a 3 o 4 personas. Y cuanta más gente más complicado se hace circular en un lugar. Es importante despejar el paso en general pues la sensación de tamaño de un alojamiento es muy subjetivo y puede verse influido por una primera impresión.

3-Responder adecuadamente a las preguntas acerca del barrio y de la zona

La localización de una propiedad suele ser una incógnita hasta el día de la visita, y por los tanto es importante despejar dudas. Por ejemplo, si hay proyectos de mejoras o ampliaciones de estructuras en la zona, son puntos muy positivos que conviene ir indicando y localizando.

En España, no iríamos hasta realizar un video del barrio o proponer panecillos de la panadería de la esquina, pues casi se vería con malos ojos por la falta de costumbre. Sin embargo, todo el mundo se hace preguntas acerca de la zona o barrio. Podría ser práctico prepararse un mapa en un buen y cómodo formato (por ejemplo en una A4 o más grande) para exponer el tema.

El mapa debería llevar las localizaciones de la propiedad en cuestión, de los comercios, los accesos a los transportes públicos, lugares de interés como el ocio y otros destacados, los centros de educación, y demás ubicaciones que puedan resultar útiles así como los posibles cambios y planos de urbanismo previstos, etc…

Para completar esto, incluso se podría estar equipado de una tableta con la aplicación Google Maps u otra donde se proponga una vista clara y estética. Esto permitiría a los visitantes hacer ellos mismos algunas búsquedas, de hacer preguntas y tu poder responder más fácilmente. Cuidado : es importante asegurarse de tener los códigos de conexión a Internet, 3G personal o en su defecto el mapa en formato papel.

4-Considerar a los vecinos para clientes e información útil

Algunas veces los compradores ya viven en el barrio de la propiedad que está en venta. Se trata de vecinos que están alquilando, o que buscan mayor espacio o cuyas necesidades han cambiado. Los vecinos son, por lo tanto, unos potenciales clientes que no hay que olvidar.

Puede ser interesante distribuir esos prospectos en persona a los vecinos mismos en vez de dejarlos en el buzón. Se puede recoger mucha información acerca de la historia de la propiedad que se quiere adquirir, las potenciales personas interesadas, o que se corra la voz entre interesados, etc…

Al fin y al cabo, el punto clave es estar atento y a la escucha de los clientes para brindar las respuestas más adecuadas a sus preguntas. Si buscas una casa exclusiva en la Costa Blanca, esta es la web : ModernHouseSpain